El mayor fallo de la gestión es que ni los pescadores ni los gestores poseen los conocimientos necesarios para dirigir algo tan complejo como un ecosistema marino costero. El derecho a pescar no se debería basar en si uno dispone del dinero suficiente para comprarse un barco, sino en los conocimientos y la voluntad de trabajar en colaboración con los gestores y los científicos para hacer que la pesca sea sostenible. El derecho a pescar se debería ganar o perder según la voluntad de aceptar unos límites razonables a las capturas.

Paul Greenberg

27 de noviembre de 2010

DEFIENDEN LAS 5 MILLAS MARINAS EN TACNA

SU PRESIDENTE ENTREGO LAS 5 MILLAS A LOS EMPRESARIOS PESQUEROS

Escrito por javier

Sábado, 27 de Noviembre de 2010

Pese a la oposición del Apra a través de sus congresistas Lourdes Mendoza y Wilder Calderón, la Comisión de Producción aprobó proteger las 5 millas marinas de pesca artesanal, iniciativa defendida por los Congresistas del Partido Nacionalista, Juan Pari y Nena Escalante, presidenta de la Comisión que aprobó el proyecto legislativo que "define como zona exclusiva para pesca artesanal y actividad acuícola la franja costera comprendida entre las cero y las cinco millas marinas”

El congresista Juan Pari Choquecota, señaló que la defensa de esta iniciativa legislativa está fundada en la conservación de la biodiversidad marina del litoral, para que no siga siendo depredada, así también para que se respete el derecho al trabajo de los pescadores artesanales.

“El proyecto de ley defiende también la seguridad alimentaria de la población para el consumo de las diversas especies marinas, de esta forma se evitará que las empresas anchoveteras sigan devastando el litoral” agregó el parlamentario.

Hace unas semanas, recogiendo el reclamo de la Asociación de Pescadores Artesanales y Buzos de Puerto Grau-Morro, Juan Pari dirigió una carta abierta al Presidente del Gobierno Regional de Tacna, Hugo Ordoñez Salazar, exigiendo que tome las medidas inmediatas para restablecer la protección de las 5 millas de pesca artesanal e impedir que las naves industriales sigan operando irresponsablemente en esta zona.

El parlamentario recordó que el 10 de abril del 2004 el Consejo Regional de Tacna aprobó la ordenanza 007-2004-CR/GOB.REG, que en su artículo primero prescribe “Ratificar que en el litoral de la Región Tacna sólo se permitirá la extracción de recursos hidrobiológicos dentro de las cinco millas marinas por los pescadores artesanales debidamente empadronados en forma unipersonal o legalmente asociados”. En ese sentido, manifestó que el primer obligado a cumplir con esta norma es el propio Gobierno Regional de Tacna.

Pari Choquecota recordó que si bien el Ejecutivo interpuso acción de inconstitucionalidad contra dicha ordenanza, ésta ha sido desestimada por el Tribunal Constitucional mediante la sentencia No. 0011-2008-PI/TC, de junio del 2010, por lo que la norma no ha perdido validez y debe cumplirse.

Indicó que los decretos 012-2001-PE (Reglamento de la Ley General de Pesca) y 037-2003-PRODUCE (Régimen Especial de Pesca de la Anchoveta) trataron de introducir “excepciones” y ventanas para la pesca de anchoveta dentro de las cinco millas. Luego el D.S 003-2008-PRODUCE introdujo el “régimen especial de pesca del recurso anchoveta” en la zona sur del país, regulado por Resolución Ministerial 348-2008-PRODUCE, que quedó derogado por el artículo 52 de la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales (LOGR), en tanto que los decretos 037-2003 y 003-2008 son normas inferiores a la LOGR, por lo que no pueden ir contra el mandato de ésta. No puede establecerse “ventanas” de extracción allá donde la ley no lo permite, comentó.

El legislador refirió que tampoco tiene validez el acta de febrero del 2008 firmada por el presidente regional Hugo Ordóñez y el representante del Ministerio de la Producción, por el cual se pretende aprobar el ingreso de naves industriales a las cinco millas. "Una acta no constituye un decreto, ni una resolución, ni un acuerdo ni ordenanza regional, por ello no tiene validez alguna para el ordenamiento jurídico", dijo. Sostuvo que no sólo se trata del incumplimiento de la ley nacional y de la ordenanza regional, sino que el mayor problema es el ingreso de embarcaciones industriales a la zona de las cinco millas, ocasionando la depredación acelerada de las variedades de pesca de consumo y de la extraordinaria biodiversidad marina que habita y se reproduce en esta zona.

PD.- Realidades. Era oportuno que alguien cuestione esta actitud de Hugo Ordoñes que hizo depredar las 5 millas del mar Tacneño. a costas de regalitos para los pescadores artesanales. alli tambien estaba la mano de Rafael Rey. quien dejo aprobado esta norma antes de irse como ministro de pesqueria y haciendo un poco más de memoria el ex parlamentario Rony Jurado que quiere ser otra vez parlamentario fue uno de los que apoyo.

En la mesa Tacneña ya no comemos pescado grande. todos los pescados que alcanzo comprar parecen pejerreyes. esto porque se llevan nuestro pescado para exportarlo y a nosotros nos dejan los más chiquitos.

http://www.realidadesperu.com/index.php?option=com_content&view=article&id=493:defienden-las-5-millas-marinas-en-tacna-su-presidente-entrego-a-los-empresarios-marinos&catid=36:noticias-sobre-politica&Itemid=61

24 de noviembre de 2010

La Pesquería del Jurel

Perú no desarrolló la pesquería de jurel en la magnitud que lo hizo Chile a pesar de la gran biomasa disponible en sus aguas jurisdiccionales (evaluaciones sucesivas de IMARPE), debido a la disponibilidad de su principal recurso “anchoveta”, que es un negocio más fácil y rentable que el jurel.

Desde 1995 la pesca de “jurel” se realiza por la pesca artesanal y la una pequeña flota industrial de cerco con sistema de conservación a bordo.

Las capturas de este recurso son insuficientes para satisfacer la gran demanda de este recurso en el mercado interno, lo que ha originado que Perú importe de Chile volúmenes importantes de “jurel”.

La flota cerquera peruana, debido a la lejanía del recurso de la costa en períodos fríos tiene limitaciones para la captura del recurso destinado al CHD lo que genera desembarques pobres o irregulares, creando así las condiciones para la importación de jurel congelado procedente de Chile. El alejamiento del recurso de la costa es una limitación debido a la poca autonomía de la flota cerquera que no tiene capacidad de almacenamiento refrigerado a excepción del sistema RSW. Este no permite más de 4 días de almacenamiento, a diferencia de un barco factoría congelador que puede mantener en bodega a –18 el producto por varios meses.

La ausencia de una flota peruana de arrastre de media agua impide que se garantice la captura eficiente de este recurso que permita el autoabastecimiento nacional, como ocurrió hasta los años 1998 y 1999 en los cuales los barcos arrastreros factoría peruanos Kinca y Canchis soportaron el abastecimiento nacional sin que hubiese necesidad de importaciones.

Lea el suplemento: "La Pesquería del Jurel en el Pacífico Sud Oriental" en el siguiente link:

19 de noviembre de 2010

CONSULTORIA ESPECIALIZADA EN PESCA

La ONG OANNES (Foro Hispano Americano de Intercambio de Informacion sobre temas de Mar) y la REVISTA PESCA (Publicaciones S.A.) han tomado una decisión trascendental en la historia de la pesquería peruana, sumando 65 años de existencia y conocimiento del sector pesquero y acuícola:


Se unen bajo la forma del “Consorcio Oannes Pesca” para ofrecer un mejor servicio de difusión de información, asesoría y consultoría especializada en ciencias del mar.

 
Los objetivos del consorcio son ayudar a nuestros potenciales clientes a:
  • Entender el entorno del sector pesquero y acuícola.
  • Diagnosticar sus problemas
  • Recomendar soluciones

  Nuestras fortalezas son:

  •  Capacidad para investigar.
  •  Capacidad para articular la problemática con la estrategia comunicacional.
  •  Credibilidad y ética profesional.
  •  Capacidad para proponer soluciones.

  Contamos con una amplia experiencia, conocimiento de la realidad y de la problemática sectorial, así como con un gran equipo.

  Servicios que ofrecemos:

  •  Consultoría y asesoría en materias relacionadas con la Pesquería yAcuicultura.
  •  Difusión de información.
  •  Análisis sectorial.

 El “Consorcio Oannes Pesca” pone a disposición de quien lo requiera, su experticia en Pesca y Acuicultura e invita a todos los profesionales y especialistas en ciencias del mar, a enviarnos su curriculum, con la finalidad de incluirlos en nuestra base de datos, a la siguiente dirección:

16 de noviembre de 2010

Video de la prensa argentina sobre su pesquería y la magnitud del descarte

La prensa argentina hace un reportaje interesante en relación a la pesca realizada por embarcaciones de bandera extranjera. Es probable que esto ocurra en todos los caladeros importantantes del mundo que aún tienen grandes bancos de pesca. Su explotación por flotas extranjeras que obtienen permisos de pesca para atender sus propios mercados debe llamar a la reflexión cuando se aprecia, como en este video, la cantidad de descarte que se efectúa. Los descartes tienen diversas consecuencias, siendo la más censurable el hecho de que constituyen alimento para personas que no llegan a ninguna mesa, privilegiándose los productos gourmets que no se destinan precisamente a la alimentación de sectores de la población con carencias y necesidades de proteína.


15 de noviembre de 2010

Los TLC con Japón y Corea

Varias fuentes periodísticas anunciaron:


La firma tuvo lugar en Yokohama (Japón), tras la clausura de la reunión de los 21 líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), que García calificó como una de las cumbres "más exitosas" para Perú.
“El presidente peruano, Alan García, y el primer ministro de Japón, Naoto Kan, firmaron el 14 de noviembre el documento que marca el fin de las negociaciones para un Tratado de Libre Comercio (TLC) bilateral, que entrará en vigor "pronto".
Para el presidente peruano, la conclusión de las negociaciones para este acuerdo es de "inmensa importancia", ya que Japón es una economía que produce anualmente "treinta o cuarenta veces lo que produce Perú", recordó tras rubricar el documento con Kan.
Con este TLC se espera consolidar las exportaciones de materias primas como cobre o zinc de Perú a Japón, que por su parte planea incrementar sus ventas de automóviles y tecnología al país latinoamericano.
Además, el lunes, Alan García tiene previsto viajar a Seúl para rubricar un acuerdo de libre comercio con Corea del Sur, una "importante potencia" en áreas como petroquímica, siderurgia y tecnología que abrirá también "un enorme mercado" a los productores peruanos, dijo hoy el presidente peruano”

El sector pesquero debe esperar a que se publiquen oficialmente las listas de los productos que sufrirán una reducción o desgravación arancelaria y los plazos en los cuales se harán efectivas. Más importante aún es conocer la lista X, o lista de exclusiones en la cual se podrá ver qué productos pesqueros peruanos no serán favorecidos con preferencias ni reducciones arancelarias. Mientras esta información no sea oficialmente publicada, no se puede especular sobre el futuro de las exportaciones de  algunas especies importantes para el Perú, como la pota en todas sus presentaciones y la anchoveta para consumo humano directo.

Recién entonces el sector pesquero peruano podrá emitir una opinión concluyente sobre las ventajas que le representan estos TLC desde el punto de vista de sus exportaciones.

12 de noviembre de 2010

EL CONSUMO INTERNO DE HIDROBIOLOGICOS EN EL PERU

Esta nota se publica en la revista Pesca de Noviembre acompañada de cuadros estadísticos

Los cuadros que ilustran esta nota reflejan las ventas internas de productos hidrobiológicos. Esta información es extraída del anuario estadístico 2008 de PRODUCE.

El consumo nacional guarda relación con los desembarques destinados al mercado interno.

El incremento del consumo solo podría darse en la medida que se incrementen los desembarques.

La promoción del consumo de pescado es una campaña focalizada en la anchoveta, que es el único recurso, además de la pota, cuyos desembarques podrían incrementarse en función de mayor demanda.

El resto de especies parece que tiene un rango de desembarques que no puede ser incrementado significativamente. Aumentar el esfuerzo extractivo en ausencia de información sobre el tamaño de las biomasas de cada especie podría poner en riesgo su sostenibilidad. Por otro lado significaría incrementar el número de pescadores lo que implicaría mayor competencia entre ellos, lo cual no necesariamente significaría mayor eficiencia.

Por tanto el incremento del consumo de pescado per cápita solo podría provenir de la pota y la anchoveta.

¿Dónde se puede comprar pota y anchoveta fresca o congelada en forma permanente en los mercados del interior del país? Esa información debería acompañar a todas las campañas de promoción y de creación del hábito de consumo.

Acostumbrar a la población al consumo de anchoveta y de pota es una tarea de largo aliento.

La población de menores ingresos económicos es la que más necesita acceder a una fuente de proteína barata. Los recursos pesqueros desembarcados a la fecha son de precio poco accesible para dicho segmento de la población, no teniendo además un esquema de distribución masiva en todo el territorio. Tampoco serían suficientes para atender esa demanda.

Las campañas de promoción de consumo de anchoveta y pota son necesarias pero inútiles si no van acompañadas de la creación de un sistema sostenible de extracción y comercialización. Es inútil acostumbrar a la niñez altoandina a comer anchoveta si las madres de familia no van a encontrarla disponible en sus mercados locales.

Además debe ser a un precio accesible.

Los programas de asistencia alimentaria no pueden ser una política permanente y focal sino accesoria. El tema no es regalar pescado, sino enseñar a comerlo, a extraerlo y a comercializarlo convirtiéndolo en un negocio rentable que haga atractivo dedicarse a esa actividad.

No hay otra manera de incrementar el consumo per cápita en forma real y sostenida.

El recurso proteínico está disponible en abundancia. Hay que profundizar con imaginación su introducción a los mercados fuera de Lima.

1 de noviembre de 2010

Ejecución presupuestal sector Pesca al 1 de Noviembre

El avance de la ejecución presupuestal del sector Producción al 1 de noviembre del 2010 permite vislumbrar que al término del ejercicio fiscal la misma no será tan eficiente como hubiese sido deseable.

Esta es una situación heredada por el nuevo Ministro que debería convertirse en la segunda de sus principales preocupaciones, siendo la primera el reordenamiento sectorial en vista del descubrimiento de un acto de corrupción que puede tener ramificaciones colaterales impredecibles.

Para verlas cifras de avance presupuestal haga click aquí

29 de octubre de 2010

Denuncia del Ministro de la Producción

El Ministro de la Producción ha denunciado a dos funcionarios de le Dirección General de Extracción y Procesamiento Pesquero por actos de corrupción en el otorgamiento de licencias de Pesca.

La Dirección General de Extracción y Procesamiento Pesquera es responsable del manejo de todo el sistema de licencias de pesca y su debido control.

Es dicha Dirección la responsable del DS 010-2010-PRODUCE y de la RM 163-2010-PRODUCE, entre otras.

Estas dos normas merecen ser revisadas por razones que se han expuesto en numerosos artículos durante el presente año 2010.

La primera de ellas porque omite normar sobre los procedimientos de desembarque de anchoveta para consumo humano en estado fresco, contradiciendo las políticas de promoción del consumo de anchoveta.

La segunda porque al autorizar licencias de pesca para pota a embarcaciones de bandera extranjera, omite analizar los impactos negativos sobre la industria congeladora nacional y sobre la actividad artesanal.

Existen suficientes argumentos técnicos para que dichas normas sean revisadas.

La denuncia presentada por el Ministro incorpora un nuevo elemento de juicio para revisar dichas normas y es el de asegurar que en la formulación de las mismas no han intervenido otros factores que no sean los estrictamente técnicos y de conveniencia para el Estado y la pesquería peruana.

Por las mismas razones debería revisarse todas y cada una de las normas formuladas por la Dirección de Extracción y Procesamiento Pesquero durante la vigencia de la designación del ex funcionario denunciado.

19 de octubre de 2010

La pota y el TLC con Japón

La última ronda de negociaciones para alcanzar un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Japón se realizará en la primera semana de noviembre en Lima, afirmó el viceministro de Comercio Exterior, Carlos Posada.

“Hemos retomado las conversaciones con Japón pues estábamos en una etapa bastante complicada en cuanto a acceso a mercados, básicamente por la dificultad de los japoneses de otorgar o incluir en su oferta arancelaria productos de gran interés para Perú”, indicó.

Es menester recordar que los términos de referencia aceptados por ambas partes que dieron inicio a la negociación indicaban que los sectores pesca y agricultura son considerados sensibles para Japón. Dentro de esta sensibilidad, en la lista de exclusiones, es decir en la que estarán los productos que no tendrán preferencias arancelarias ni formarán parte del Tratado, estaba la pota, entre otros recursos pesqueros.

Quiere decir que la pota no tendría los beneficios del TLC con Japón.

La administración de pesquería peruana, obviando esa problemática concedió mediante la RM 163-2010-PRODUCE licencias de pota a embarcaciones japonesas bajo la figura de que entre ambos países hay convenios de cooperación. Se perdió de esta manera una herramienta de negociación en beneficio de la industria nacional dedicada al procesamiento de pota y se favorece a Japón en detrimento de la industria congeladora peruana, tal como la revista Pesca ha expuesto en varios artículos.

La nueva administración, parcialmente renovada tiene en sus manos la posibilidad de corregir esta injusta situación o mantenerla. Sigue vigente la situación de competencia desleal de la flota japonesa potera con la industria nacional.


17 de octubre de 2010

Una grave acusación de sobrepesca y mal uso de los recursos pesqueros

El diario Expreso del 17 de octubre publica algunas declaraciones de la viceministra de Pesquería que llaman la atención.
Debe entenderse que cuando la más alta autoridad del sector expresa en público que existe mal uso de los recursos pesqueros y sobrepesca, está afirmando con propiedad y conocimiento preciso de la estadística y la información que maneja, que se está produciendo sobrepesca y mal uso de los recursos pesqueros, sin ninguna duda.

El sector, así como los medios de comunicación, merecen ser informados en detalle de los alcances de esta afirmación, que implica que la autoridad sectorial conoce con precisión el tamaño de las biomasas de los recursos que se están mal usando y sobrepescando, así como los límites biológicos máximos que pueden extraerse y que están siendo sobrepasados por los pescadores. Debe informar con precisión si es la actividad industrial o artesanal la que está atentando contra la sostenibilidad de los recursos pesqueros y quiénes son los infractores, con indicación de nombres de las embarcaciones responsables y volúmenes extraídos que violan los límites máximos de captura.

Este tipo de afirmaciones son comunes en los análisis y comentarios sobre la situación del sector y la mayor parte de veces el analista o periodista puede deducir que existe sobrepesca y mal uso; pero cuando la afirmación proviene del Despacho Viceministerial de Pesquería debemos leer que es una denuncia que tiene sustento.

También se debe interpretar de esta afirmación que si se está produciendo sobrepesca y mal uso de los recursos pesqueros es porque hay deficiencias en la gestión, en el seguimiento y el control y vigilancia que debe ejercer la autoridad sectorial, aspectos que son de exclusiva responsabilidad de la autoridad de pesquería.

La gravedad de las afirmaciones de estas declaraciones es de tal magnitud que es necesario que se precise con cifras y detalles la dimensión de la sobrepesca y a qué recursos afecta, lo cual resulta ser un reconocimiento expreso de que la administración no ha sido capaz de regular ni controlar debidamente el uso de los recursos pesqueros.

La afirmación que la actividad artesanal no se pega a la costa y explota los “grandes recursos de nuestro mar” ocasionando la escasez, también tiene una grave connotación que debe ser precisada, tanto en cuanto a indicar cuáles son esos grandes recursos y cuáles son las embarcaciones artesanales que están explotando los mismos más allá de los límites sustentables.

Una acusación de esta magnitud nos está diciendo que hay ineficiencia en los controles que debe ejercer la autoridad, lo que equivale a un mea culpa que amerita conocer qué medidas correctivas se van a tomar. Tiene que ser fundamentada con las cifras correspondientes, porque la sociedad civil está entendiendo que existe suficiente información sobre la biomasa de nuestros recursos y que existen límites impuestos a la extracción que no se están cumpliendo. Es necesario saber si esto es correcto y que la información se haga pública y transparente.

Por tanto, se desprende de la lectura de esta nota publicada en el diario Expreso que estamos frente a un serio problema de eficiencia en la gestión, regulación y control de la pesquería peruana.

En el mismo artículo el vicepresidente del Comité de Pesca y Acuicultura, Jaime Bertie, coincide con las afirmaciones de la viceministra y agrega que es la pota el principal recurso de exportación.

Hay que recordar el problema generado por la RM 163-2010-PRODUCE que faculta la concesión de licencias de pesca para pota a embarcaciones de bandera extranjera las cuales generan una competencia desleal con la industria nacional en circunstancias que tanto la autoridad de pesquería como el comité de pesca reconocen la existencia de problemas de escasez de recursos.

La nota en mención se transcribe a continuación de la siguiente fuente:

http://www.expreso.com.pe/edicion/index.php?option=com_content&task=view&id=118147&Itemid=34


“SOBREPESCA INCIDIÓ EN MENOR PRODUCTIVIDAD DE JUREL Y CABALLA”

Desembarques de dichas especies se redujeron significativamente, por lo que se prevé que el nivel continuará de ese modo.

Por CECILIA PLÁCIDO

La pesca irresponsable sigue trayendo graves consecuencias para el sector, debido a que el mal uso de los recursos y la sobrepesca, tanto en nuestro propio mar como en territorio internacional, ha generado la dispersión de diversas especies marinas como el jurel, la caballa y la anchoveta, así lo aseguró la viceministra de Pesquería María Isabel Talledo.

“En alta mar es muy difícil regular la actividad pesquera, es por esto que se presentan muchos problemas de sobreexplotación de los recursos marinos. Existen grandes embarcaciones que ingresan a áreas casi inaccesibles y consumen los recursos, disminuyendo la productividad de países como Chile, Argentina y Perú, entre otros. Esto sin duda es un tema que ya se trata internacionalmente”, dijo.

Comentó que el Ministerio de la Producción busca fomentar responsabilidad a la hora de realizar la actividad pesquera. Se necesita tomar conciencia de que no podemos abusar de los recursos marinos. Asimismo la pesca joven es un tema que está afectando gravemente al sector. De esa manera, las especies en escasez son principalmente el jurel, que tuvo un desembarque que bordeó los 9,828 toneladas (tm) en el primer semestre del 2010, muy por debajo de los 74,694 tm que se desembarcaron en similar periodo del 2009, así como la caballa, que fue desembarcada en un total de 10,795 tm a agosto de este año, cantidad menor a los 110,605 registrados en el desembarque de el mismo periodo del 2009. Por su parte, el desembarque de la anchoveta fue de 2.5 millones tm, en la primera campaña del 2010, cifra menor a la campaña de similar periodo del 2009, donde se alcanzo las 3 millones tm.

El problema de escasez de especies también radica en el hecho de que los pescadores artesanales no se pegan a la costa y explotan los grandes recursos de nuestro mar. Aclaró que las especies que permanecen en nuestro mar, aquellas asociadas a Aguas Costeras Frías (ACF), como son: la lorna, pejerrey, cabinza, machete, lisa y bonito, principalmente en La Libertad, Callao, Pucusana, Huacho, Lambayeque e Ilo, prevalecen en los desembarques de la pesquería artesanal con volúmenes variables que no permiten que se desate un desabastecimiento total en el mercado.

Exportaciones

En ese sentido, el vicepresidente del Comité de Pesca y Acuicultura, Jaime Bertie, coincidió en que se está dando una sobreexplotación de recursos, por lo que las escasez en el litoral peruano estaría afectando directamente las exportaciones de dicho sector.

Es así que las exportaciones de pescado en general descendieron de US$ 142 millones 113 mil, en el periodo enero – agosto de 2009, a US$ 119 millones 420 mil en el primer semestre del 2010, con una variación negativa de 16%. En especifico, la exportaciones de preparaciones y conservas de caballa entero o en trozos descendieron de US$ 12 millones 652 mil a US$ 1 millón 180 mil, con una variación de -91%.

“Es definitivo que la poca responsabilidad con la que se está pescando se ve reflejada en nuestras exportaciones. Es muy difícil que lleguemos a igualar las cifras de años anteriores; sin embargo, no podemos hablar de una extinción definitiva de especies, puesto que existen diferentes factores atribuidos a la escasez”, refirió.

En los últimos años, la pota es la que ha tomado protagonismo, convirtiéndose en el primer producto de exportación, alcanzando cerca de los US$ 150 millones en el primer semestre del 2010, es decir un 33% de las exportaciones, seguidos por los productos acuícolas como los langostinos, con US$ 50 millones exportados en la misma época, y las conchas de abanico, con US$ 35 millones, precisó.

Los principales países a los que se exportan son: España y China, grandes consumidores de pota, seguidos por Estados Unidos, que consumen langostinos, y Francia, compradores importantes de conchas de abanico.

Factor climatológico afecta producción

De otro lado, el jefe de la Oficina de Economía y Estadísticas Pesqueras de la Sociedad Nacional de Pesquería, Jorge Vigil, atribuye la escasez de especies en el litoral peruano íntegramente a los cambios climatológicos generados por los fenómenos de El Niño y La Niña.

Los peces, como todos los animales, buscan las mejores condiciones para vivir y ese es el caso del jurel, caballa y anchoveta. Los fenómenos climatológicos siempre afectan el desarrollo del sector, pero está en los pescadores preservar los recursos

El dato

Debido a las condiciones frías del mar, muchas especies tienden a estar menos disponibles para la flota artesanal y por tanto sus desembarques disminuyen a un año promedio.

16 de octubre de 2010

Política y soberanía alimentaria

La soberanía alimentaria se puede definir como el derecho de los países y los pueblos a determinar sus propias políticas agrarias, de empleo, pesqueras, alimentarias y de tierra de forma que sean ecológicas, sociales, económicas y culturalmente apropiadas para ellos y sus circunstancias únicas. Esto incluye el verdadero derecho a la alimentación y a producir los alimentos, lo que significa que todos los pueblos tienen el derecho a una alimentación sana, nutritiva y culturalmente apropiada, y a la capacidad para mantenerse a sí mismos y a sus sociedades.

La tendencia de la industria pesquera, al igual que otras basadas en la extracción de materia prima, se guía por la máxima del mercado de máximo beneficio en menor tiempo posible. Esto ha llevado a un círculo de destrucción basado en técnicas más eficientes, más destructivas y con menor necesidad de puestos de trabajo.

En el actual modelo de gestión pesquera prevalecen en general, criterios económicos o políticos a la hora de tomar decisiones. Los peces y, en general, los recursos ícticos constituyen una parte integrante del ecosistema en donde son interdependientes y experimentan intercambios continuos, ya sea entre ellos mismos, o con la materia inerte. Pese a esta evidencia, la gestión de la explotación de los recursos pesqueros y de otro tipo de recursos ícticos se ha venido enfocando desde premisas del tipo «especie por especie».

El sector de la pesca artesanal no tiene el reconocimiento social y productivo que merece, siendo objeto de una política paternalista y sobreprotectora que limita su conversión en empresas. Además, la actividad artesanal se enfrenta a la progresiva disminución de los recursos pesqueros, producto de la actividad industrial pesquera que compite por los mismos espacios, recursos y mercados, en una evidente desigualdad de condiciones, y en un escenario económico que no admite más participantes.

El artículo completo se puede leer en la edición de Octubre de la revista Pesca

http://www.revistapescaperu.com/

25 de septiembre de 2010

SEGURIDAD ALIMENTARIA Y PESCA

Este artículo transcribe una nota referente a la amenaza mundial que se cierne sobre la seguridad alimentaria y la propuesta de lineamientos de política del Ministerio de la Mujer y Desarrollo en materia de seguridad alimentaria.

Es evidente la necesidad de actuar sobre la materia, por razones obvias. La sorpresa del planteamiento de esta política por parte del MIMDES radica en que omite la participación del sector Pesca. Omite considerar a la anchoveta y la pota como elementos importantes que contribuirían significativamente en materia de alimentación.

No se conoce de un documento similar que provenga del Ministerio de la Producción, y en todo caso la seguridad alimentaria es un tema que amerita sea trabajado en forma articulada por el Estado, y en forma aislada.

El diagnóstico que hace en el párrafo 4, indica precisamente la poca participación de la pesca en la composición sectorial de la oferta de alimentos en el Perú. Ese solo hecho debería conducir a incluir a la actividad pesquera nacional en este programa. Esta cifra muestra, desde un análisis del propio Estado, que somos el mayor país exportador de harina de pescado, pero con una contribución muy pobre a la alimentación nacional.

Esta información, lejos de alabar el crecimiento de las exportaciones del sector pesquero muestra una realidad sobre la cual la autoridad sectorial debería actuar.

Existe un potencial pesquero que necesita ser debidamente manejado para que contribuya a la seguridad alimentaria del Perú. No hacerlo y persistir con el mismo modelo constituye un visión indebida que perjudica a la Nación.

La nota completa puede leerse siguiendo el enlace siguiente que lleva al portal de la Revista Pesca donde haciendo el click respectivo se accede al artículo en PDF.

http://www.revistapescaperu.com/index.php/miscelaneos/284-seguridad-alimentaria

21 de septiembre de 2010

Peru y su necesidad de contar con una flota de altura

A lo largo de los últimos 15 años el Perú no ha dispuesto de una flota de altura para la captura de túnidos, ni de jurel. El país es un testigo lejano de las capturas de especies transzonales y altamente migratorias como las indicadas. La inversión privada en este negocio, asegura para el Estado Peruano, la creación de una flota de altura que participará en la explotación del jurel en aguas internacionales, obteniendo beneficios para el país.
Actualmente hay tímidos intentos de unos cuantos barcos por incursionar en la actividad. Se necesita una flota y no solo unos barcos. Encontrar el cardumen se facilita cuando son varios barcos trabajando en equipo en la operación de búsqueda. Las experiencias del Bjornoy evidencian que un barco solo tiene limitaciones.

Las características técnicas del barco deben tenerse en cuenta considerando que la potencia del motor debe permitir arrastrar a una velocidad de entre 5 a 6 nudos, dada la velocidad de desplazamiento del jurel. Un arrastre a menos de 4.5 nudos sencillamente facilita que el cardumen salga de la red.

El bunker y el espacio de maniobra en cubierta deben ser suficientes.

La tripulación debe ser experta. Una tripulación cerquera dispone de una experiencia diferente a la de una tripulación arrastrera.

El Perú poco a poco se va quedando con menos gente experimentada en el arrastre de media agua. Las experiencias con las flotas extranjeras y Flopesca creó una generación de capitanes y tripulantes con un expertisse muy bueno. La inexistencia de una flota actual obligó a esa gente a emigrar en busca de oportunidades a otras latitudes como Africa por ejemplo.

Mientras más tiempo el sector privado se demore en invertir en una flota, las posibilidades de no encontrar tripulaciones experimentadas aumentan.

Lea el artículo completo en el siguiente link:
 

18 de septiembre de 2010

EL PRESUPUESTO DEL SECTOR. Tal vez es hora de cambios

Es necesario que exista coherencia entre el potencial pesquero, la riqueza que produce, y los medios con que debe contar la administración pesquera.


Tal vez ya sea momento de innovar y cambiar
 
Lea el artículo en:
http://www.pescasostenible.blogspot.com/

15 de septiembre de 2010

La importancia de la anchoveta

Siendo la anchoveta el principal recurso pesquero del Perú, cuya participación porcentual en los desembarques hace casi imperceptible a los otros recursos, es cada vez más importante su preservación, sobre todo en un escenario de cambio climático.

La anchoveta es vital no solamente porque constituye la columna vertebral de las exportaciones pesqueras peruanas, sino fundamentalmente por el papel que desempeña en la cadena trófica. La necesidad de la anchoveta como recurso forraje para el resto de especies la convierte en un recurso sumamente importante que merece el mayor cuidado.

El alejamiento de la anchoveta de sus zonas tradicionales de existencia que podría derivar de un cambio de temperatura en el océano podría causar consecuencias impredecibles en el ecosistema marino de Humboldt.

Los cuadros estadísticos, tomados de Produce como fuente, muestran el nivel de desembarques. Sería interesante que el sector esté informado también de los niveles de volumen de la biomasa total, así como de los criterios técnicos que se usan para determinar la cuota anual de captura permisible de la anchoveta.

Dado que la cuota se determina en función a la biomasa, podría deducirse, a la luz de estas cifras, que la misma viene sufriendo variaciones anuales las cuales deberían hacerse públicas.




11 de septiembre de 2010

A 10 meses de que termine este gobierno, una nueva autoridad de pesquería, que se espera asuma en los próximos días, tiene un reto singular. No hay tiempo para grandes cosas, para promesas, para ofertas, para experimentos, para aprender, ni sería adecuado utilizar lo que queda de esta gestión para saturar los medios de comunicación con fotos y discursos sobre cosas que ya serían imposibles de resolver en tan corto plazo.

Hay tres cosas fundamentales que este gobierno debiera enfrentar en estos últimos meses:

La primera es ejecutar al 100% el presupuesto de inversiones y de capacitación. Ambas partidas ofrecen pobres cifras de avance en su ejecución que son preocupantes.

La segunda es resolver los problemas existentes a nivel de conflictos entre normas promulgadas y los intereses del sector tratando de encontrar un consenso para soluciones intermedias.

La tercera es empezar el diseño de una política pesquera de largo plazo para beneficio del país, tendiendo lazos con todas las fuerzas políticas que intervendrán en la contienda electoral. Un acuerdo entre todos los candidatos podría generar un documento que sirva de base para que el nuevo gobierno encuentre una política ya diseñada en consenso que contenga un plan estratégico sectorial de largo plazo. De esta forma quien asuma el próximo gobierno habría ganado un tiempo valioso al punto de que sus primeras acciones de gobierno serían la implementación de una política y un plan ya estructurado y consensuado entre administrador, administrados y sociedad civil.

Los planes de gobierno de los candidatos podrían de esta forma incorporar para el sector pesca una propuesta coherente, técnica, realista y conveniente para la pesquería peruana.

El país se merece el esfuerzo para dar inicio a una gestión pesquera eficiente que conduzca realmente a disponer de pesquerías sostenibles y un futuro.

Un futuro que nos encuentre preparados para enfrentar el cambio climático, el agotamiento de las poblaciones de peces y la seguridad alimentaria de nuestra población, como principales objetivos estratégicos de largo plazo. Definir estas matrices es fundamental pues de ellas se derivan todas las acciones, políticas y objetivos que debe mencionar un plan estratégico como respuesta a una política de Estado.

La Ley General de Pesca fue promulgada con DECRETO LEY Nº 25977 del 7 de noviembre de 1992.

El Reglamento de dicha ley fue promulgado con DECRETO SUPREMO Nº 012-2001-PE del 13 de marzo del 2001.

Entre la ley y el reglamento pasaron 9 años.

Entre el primer reglamento y el día de hoy, el mismo ha sufrido infinidad de variaciones y modificaciones a tal punto que se ha convertido en una documento lleno de parches, confuso y complicado. Siendo que el reglamento se aprueba por decreto supremo, es fácil introducir constantemente cambios y modificaciones.
Eso indica dos cosas: Una es que la ley no es la más adecuada ni el reglamento original tampoco por cuanto ha requerido muchas variaciones; otra es que la facilidad con la que puede cambiarse el reglamento al no tener que pasar por el Congreso puede significar muchas cosas, entre ellas que no sean modificaciones estrictamente técnicas.

En todo caso, en 2011 tanto la ley como su reglamento y modificaciones serán demasiado antiguas y requieren un cambio.

El nuevo Congreso asumirá el reto de diseñar una nueva ley de pesca que minimice los riesgos de que el reglamento distorsione el espíritu de la ley.

La situación ideal es que la nueva ley recoja el espíritu de una Política de Estado y un Plan Estratégico trabajados en consenso con todas las fuerzas políticas, administrados y sociedad civil. Su aprobación sería más rápida, respondería a las reales necesidades de la pesquería peruana, y de hacerse en la primera legislatura, la autoridad de pesquería tendría las herramientas legales básicas para trabajar su implementación en forma técnica y no empírica ni improvisada.

Esto requerirá decisión y voluntad políticas y el mejor esfuerzo de los políticos por entender que la pesquería es un tema complejo que requiere la participación de muchas disciplinas, el consenso y sobre todo el conocimiento del sector.

9 de septiembre de 2010

La ejecución presupuestal en el sector Pesquero

El portal del Ministerio de Economía y Finanzas permite, a través de la consulta amigable del SIAF, que cualquier ciudadano tenga acceso a las cifras de la ejecución presupuestal del sector público en forma transparente.

Las cifras que se muestra a continuación son tomadas de allí.

Sin embargo, existe una omisión en cuanto a información de interés sectorial y es la relativa al comportamiento de los ingresos directamente recaudados por el Ministerio de la Producción.

De importancia especial para el sector es conocer la situación de cobranza y destino de los derechos de pesca. La anchoveta y la pota, que son los principales recursos y los más emblemáticos, son sujetos de pago por el derecho a extraerlos. Bajo la normatividad vigente, algunos armadores pagan derechos por la anchoveta y otros no. En el caso de la pota, son sujetos de pago las embarcaciones de bandera extranjera con licencia para capturarla en el dominio marítimo peruano. Sería adecuado, dentro de una política de transparencia que facilite el análisis, conocer cuántas embarcaciones están operando, qué volúmenes de captura de pota están declarando, cuánto está recaudando el Estado Peruano y que se hace con esos dineros.

En el análisis de la ejecución de gasto, existen dos componentes principales: el gasto corriente y las inversiones.

El gasto corriente mayormente no requiere de análisis desde el punto de vista de la eficiencia de la gestión en la ejecución del gasto puesto que está referido a sueldos, servicios públicos y bienes y servicios. No es muy difícil cumplir un cronograma de pagos en esas partidas.

Lo interesante es analizar el comportamiento del gasto de inversiones y algunos otros programas.

Inversiones intangibles: el PIA (Presupuesto inicial de apertura) consigna 10,789,296 soles y el PIM (Presupuesto Inicial Modificado) consigna 5,890,424.

Al 9 de setiembre muestra una ejecución de 78,264. La mayor parte de este monto del PIM (4,837, 575) está destinado a la remotorización y modernización del Buque de Investigación Científica Humboldt.

Construcción de edificios y estructuras: El PIA consigna 6,532,171 soles y el PIM 9,796,977.

Al 9 de setiembre muestra una ejecución de 1,987,787 soles que representa el 20.37% de avance. La cuenta de construcción por contrata presenta un avance del 18.41%

La partida consignada para inversión en infraestructura pesquera está relacionada con las mejoras que necesitan todos los desembarcaderos pesqueros artesanales, por donde se desembarcan los productos hidrobiológicos que consumimos en el país y la mayor parte de los destinados a las plantas de transformación.

El fomento de la producción acuícola muestra un PIM de 116,537 soles y una ejecución de 105,392.

La formación y capacitación muestra un PIA de 540,531 y un PIM de 960,179.

Al 9 de setiembre muestra un avance a nivel de compromiso de 225,914 y de devengados por 78,264.

Para ver los cuadros numéricos haga click en el siguiente enlace:

7 de septiembre de 2010

TLCs ¿con esta administración?

Los problemas con los certificados sanitarios en China continúan y SANIPES parece no hacer nada al respecto. No les importa.

Ahora, muchos clientes Chinos hartos de estos problemas están pidiendo que no se exporte nada de Perú si el exportador no cuenta con el certificado sanitario de SANIPES primero. Pero para tramitar el certificado en cuestión SANIPES requiere el BL, ergo la exportación debe hacerse primero. Me pregunto, como podrá entonces un exportador exportar un producto hidrobiológicos a China que es el primer mercado para los productos de consumo humano directo?

Los problemas existentes, que he conversado con diversos exportadores, son casi siempre los mismos. Un exportador exporta su producto a China y con el BL solicita su certificado sanitario, SANIPES debería demorarse máximo 5 días para entregar un certificado, pero no es así, demora varios días más, y si encuentra algo "irregular", llámese registros de las plantas u otro concepto, comienza a pedir documentos y extiende el periodo de emisión del certificado al límite, incluso no otorgándolo en algunos casos. Generando costos de demora en puerto de destino, que en los casos que conozco, son prácticamente iguales que al valor del contenedor, porque si de burocracias se trata, la de China es igual o peor que la nuestra. Se está perdiendo mucho dinero con esto, es un caño abierto! incluso he tenido la versión de respuestas increíbles del SANIPES como: Estamos ocupados con SANCO pues! O que exporten a Corea, Taiwan o Thailandia donde no requieren certificado de SANIPES!...Plop!!!

Señores del SANIPES, un buen exportador es un empresario que pone mucho esfuerzo y riesgo para realizar una exportación y ganarse la vida legalmente, nuestra autoridad sanitaria debe servirlos y cuidar el prestigio internacional de nuestros productos en todo el mundo. No solo en Europa. Si bien Europa pide trazabilidad y debemos adecuarnos a estos requerimientos si queremos exportar a esos países, en otros lugares del mundo, como en China, solo nos piden que el producto tenga calidad sanitaria y eso es lo que deben certificar. La mayoría de los productos que enfrentan problemas en China tienen calidad sanitaria y deberían tener certificación. Claro que existen algunos exportadores que no tienen calidad y deben ser controlados, por supuesto que si!

Desde mi humilde perspectiva, la certificación sanitaria debe darse antes del embarque, si no, no se debe exportar. Un exportador no debe supeditar su negocio a los caprichos de un funcionario que no tiene el criterio suficiente como para discernir entre la norma y las excepciones lógicas que cada norma tiene. Trabajamos con muchos países del mundo y el negocio de la exportación no es para nada fácil, no puede ser que nuestra autoridad sanitaria sabiendo que muchos productos tienen la calidad requerida, exponga al exportador a abusos de otras burocracias que les hacen perder mucho dinero y en algunos casos logran quebrarlos.

De verdad esta administración está actuando pesimamente mal, no son solo los problemas del SANIPES los que debe resolver, son muchos otros que se mencionan y ven a diario en los medios. Hace solo unos días vi al Sr. Ministro tocando un hermoso atún en una planta en Paita, y la prensa hacía referencia a que la anchoveta y el atún salvarían a la industria pesquera de la crisis actual. Claro que seguro que el Sr. Ministro se olvido que el atún, proviene de barcos extranjeros, ergo lo importamos, incluso pescado en nuestras costas. Y lo hacemos porque antes que desarrollar nuestra industria atunera la destruimos hace años atrás y hoy nadie hace nada real por reconstruirla, solo palabras.

Si hay cambio de ministro, que se vocea, esperamos que esta vez, sea alguien que conozca el sector.

Saludos.

Francisco J. Miranda Avalos

Presidente del Consejo Directivo

ONG OANNES

Foro Hispano Americano de Intercambio de Informacion sobre Temas de Mar

Los Membrillos 109 A, Residencial Monterrico, La Molina, Lima.

6 de septiembre de 2010

Retos en la extracción, transformación y comercialización del sector pesquero

Continuando la serie sobre retos y desafíos del sector pesquero que deberá enfrentar el próximo gobierno, la revista Pesca ha publicado en su portal web y en su blog, la segunda parte referida a los desafíos más importantes en las áreas de extracción, transformación y comercialización de productos hidrobiológicos.

Puede leerse en el siguiente enlace:

Sociedad Nacional de Pesquería: Aguas revueltas en altamar

“Al directorio (de la Sociedad Nacional de Pesquería) le pareció una mecida”, señaló el presidente del gremio pesquero, Humberto Speziani, comentando los motivos del duro comunicado publicado el 25 de agosto en contra del ministro de la Producción, Nicanor Gonzáles, con relación a los decretos que regulan la pesca de anchoveta, jurel y caballa. A pesar de sus críticas, no hubo marcha atrás por parte del ministerio, lo cual enfureció a los empresarios pesqueros.

El ministro ha respondido que “esta acción (la publicación de un comunicado) ha erosionado la confianza entre personas inteligentes que deben discutir estos temas en una mesa técnica”.

Las frases de ida y vuelta estuvieron presentes por más de una semana entre representantes del sector público y privado sobre, al menos, tres normas publicadas por el Produce en los últimos meses.

Origen

“El detonante en realidad fue el decreto 010 que ordena la captura de anchoveta destinada al consumo humano directo. Esto generó una serie de presiones por parte de las empresas medianas y pequeñas, porque muchas de ellas destinan finalmente la anchoveta a la harina y no a la conserva. Entonces, curiosamente sale el decreto 007 que permite al ministerio administrar los excedentes de saldos de bodega de la flota pesquera industrial. ¿Se entregarán esos saldos a otras embarcaciones, quizá a estas pequeñas? Ese es el temor”, señala el ex viceministro de pesquería, Juan Arrús.

Similar posición tiene Luis Icochea, ex decano de la facultad de Pesquería de la Universidad Agraria de La Molina, quien considera que “cada vez que entra un nuevo ministro o viceministro no entiende nada, entonces hay muchos empresarios que quieren madrugarlo y esta vez están los pequeños que quieren tener parte de la cuota para pescar anchoveta. La norma 007 puede abrir una puerta falsa de un recurso que ya está sobreexplotado como es la anchoveta”.

Cabe mencionar que desde el 2008 se inició un proceso de ordenamiento de la pesca de anchoveta que derivó en la designación de cuotas. “El temor es que este sistema que buscó ordenar la pesca industrial se altere si no se toma la misma actitud con la pesca destinada al consumo humano directo”, afirma Arrús.

Al respecto, el ministro Gonzales asegura que el objetivo del decreto no es entregar a terceros los saldos de los excedentes, sino presionar a las grandes compañías para que inviertan en embarcaciones de mayor tonelaje. “El entregar a terceros esos saldos sería incumplir con el mandato de la ley”, asegura.

Al entender de Arrús, lo señalado por el ministro debería estar en blanco y negro en una norma, porque los funcionarios son pasajeros. “Hay una zona oscura donde pueden venir otras autoridades sin buenas intenciones y ese saldo puede prestarse para la corruptela”, apuntó.

Además de la mencionada norma, según Arrús, la resolución ministerial 201 también genera suspicacias en el sector privado, pues eleva el uso de la merma de la anchoveta del actual 30% a un 70%, a fin de elaborar harina de pescado y ya no conservas, lo cual implicaría la legalización de una práctica lesiva (por no aprovechar adecuadamente el recurso). Sobre el particular, el ministro negó que el objetivo sea incrementar los porcentajes de merma o residuos. Agregó que se busca, hasta el 1 de octubre, establecer una plataforma de información técnica al respecto.

Congeladas
Una tercera norma que también caldeó los ánimos de la SNP fue la que permite transitoriamente la pesca de jurel y caballa, pero que dejó a por lo menos 15 embarcaciones sin renovarles contratos. Gonzales argumenta que la biomasa es muy baja y que es imposible abrir el mar para todas las embarcaciones.

La SNP a través de su comunicado del 25 de agosto dejó en claro que el sector hizo inversiones de US$ 200 millones que hoy están congeladas por no tener disponibilidad de jurel y caballa. Gonzáles precisa que esas inversiones se produjeron hace dos años, cuando las condiciones de biomasa eran diferentes “y esto lo constata el Imarpe con sus investigaciones”. Resaltó que el desembarco de jurel se redujo de 200 mil toneladas el 2007 a 7.600 toneladas en lo que va del año.

En todo caso, consideró que hoy el sector industrial tiene sobreganancias, producto de los mejores precios de la harina de pescado, como para comprar embarcaciones de mayor arrastre y así poder tentar fuera de las 200 millas.

Icochea consideró que invertir en embarcaciones más grandes es un albur, porque nada garantiza que más allá de las 200 millas se encuentre una mayor biomasa de jurel y caballa. Francisco Miranda de la ONG Oannes, critica que no existan estudios reales de la biomasa de las especies mencionadas. “Si bien Imarpe es una institución respetable, sus investigaciones para ver la biomasa de las mencionadas especies se realizan en las embarcaciones industriales de anchoveta, por eso resulta muy difícil de monitorear”, señaló.

En base a todo lo dicho, los expertos piden explicaciones sobre las últimas normas, para evitar sesgadas interpretaciones. Esto ahora queda en manos del ministerio. (ADEX)

http://agriculturadelperu.blogspot.com/2010/09/sociedad-nacional-de-pesqueria-aguas.html

5 de septiembre de 2010

Retos y Desafíos del sector Pesquero

La Revista Pesca inicia la publicación de una serie de artículos referentes a los retos y desafíos en relación al sector pesquero que tiene el gobierno que asuma en 2011.


Haga click aquí  para leer el artículo completo

26 de agosto de 2010

Enfrentamiento entre la autoridad de Pesquería y la Sociedad Nacional de Pesquería

La noticia que se transcribe a continuación, así como el dispositivo legal correspondiente, que también se copia en esta nota, ha generado un enfrentamiento de comunicados entre la Sociedad Nacional de Pesquería y el Ministro de la Producción.

El tiempo que se pierde en estos comunicados podría ahorrarse si las normas a emitir fuesen previamente analizadas, discutidas y consensuadas entre la autoridad administrativa y los administrados. El ejercicio del poder en forma vertical, autoritaria y sin el esfuerzo adecuado de una coordinación previa, impide una natural aceptación de las normas por quienes deben cumplirlas. Este estilo de manejo viene siendo una constante en esta administración.

Esto pone en vitrina también un nuevo parche al reglamento de la Ley General de Pesca. El reglamento de esta ley tiene tantas modificaciones que el pesquero (no abogado) se pierde en una telaraña de cambios tras cambios. ¿Porqué persistir en las modificaciones sin consenso? Hay tantas modificaciones que bien podría hablarse de una nueva ley o de un nuevo reglamento.

La creación de consensos es vital para la regulación de las pesquerías. Para ello se requiere experiencia y conocimiento del sector pesquero.

El titular del pliego dice que se busca que los excedentes puedan ser utilizados en otras pesquerías. La verdad es que las únicas pesquerías que están sosteniendo la actividad hoy en día son la anchoveta y la pota. Del resto de recursos pesqueros no se conoce mucho y sus volúmenes apenas si sostienen a la actividad artesanal. ¿De qué otras pesquerías se habla entonces?

“La actuación a partir de la Administración tiene la ventaja de que puede ser rápida y expeditiva, pero también acarrea inconvenientes importantes.

Así, frecuentemente si se limita a “congelar” situaciones conflictivas puede obstruir la competencia y la modernización del sector. Por otra parte su actuación puede ser arbitraria ya que cualquier actuación administrativa penaliza a unos y no a otros, aunque no sea esa la intención (se autoriza a unos barcos y no a otros, se subvenciona el paro o el carburante y ello premia o castiga más a unos que a otros, etc.). La gestión a partir de la administración genera un problema considerable al estar condicionada a presiones políticas y sociales. Dado que en los estados democráticos esta depende de la presión política, el sector pesquero, que por razones sociológicas tiene una cohesión muy superior a otros colectivos, frecuentemente este genera una presión tan fuerte que fuerza a decisiones poco meditadas y contradictorias. Así es frecuente observar que cuanto más interviene la administración, para paliar los problemas relacionados con la caída de los ingresos por sobrepesca, más dependiente e inoperante se vuelve el sector. Ante las dificultades este se niega a reducir las inversiones, porque estas implican que o se capturará o se recibirá subvención. Finalmente este tipo de gestión supone unos costes de control que pueden llegar a ser muy elevados y desproporcionados a los ingresos que generan las pesquerías”.
En determinadas pesquerías ello es relativamente fácil si hay pocos y grandes barcos, los puntos de desembarque son limitados etc. Pero cuando nos hallamos frente a miles de pequeñas embarcaciones (pesca artesanal) el sistema es totalmente inoperante.

En este caso no hay más remedio que recurrir al control a partir de la Comunidad Pesquera. Si se quiere mantener el recurso y el flujo de producto estable hacia el mercado, no hay más remedio que reforzar las Comunidades Pesqueras y cederles la responsabilidad sobre su espacio marítimo.

Esa decisión no es muy popular entre las Administraciones ¿como dar más fuerza interna a un sector ya de por si muy cerrado y causante de continuos problemas? Así es frecuente que se busque “fracturar” las organizaciones de pescadores para evitar la presión a que someten a las Administraciones. La consecuencia es aún peor: si no existen mecanismos internos de control que autoregulen efectivamente el esfuerzo de los miembros de una Comunidad Pesquera, la presión sobre el recurso es más incontrolada, los problemas de rentabilidad mayores y el empuje al conflicto y inestabilidad es aún mayor. Ello acaba por expresarse de muy diversas formas: desde el agotamiento del recurso, hasta la aparición de actividades.

Por el contrario, si los pescadores de una determinada área saben que solo ellos van explotarla, saben que tienen capacidad para bloquear las ventas del que incumple la norma, saben que si expanden el esfuerzo en su puerto ello supondrá la reducción futura de sus capturas, si saben que son responsables de sus actos y que por tanto ante las dificultades no van a poder argumentar que son “víctimas” de la decisión de ninguna administración para demandar ayudas o subvenciones, entonces desarrollarán una actitud mucho más prudente y realista en sus inversiones.

Tal como se reconoce en un ambicioso estudio realizado en el marco de la OCDE, no existe un sistema óptimo de gestión universal para todas las pesquerías.

Efectivamente al existir diferentes modelos pesquerías, resulta que no en todos los casos podemos obtener un mismo modelo óptimo de gestión. No hay una respuesta única. La solución adecuada depende del tipo de pesquería, en la que deberemos considerar diversos aspectos, entre los que podemos destacar como mínimo:

a) el tipo de especies objetivo (se trata de una pesquería dirigida a una o pocas especies o una en que se capturan muchas especies simultáneamente en las que la regulación por TAC o ITQ no es viable).

b) el medio geográfico (permite delimitar claramente espacios marítimos o por el contrario favorece el conflicto entre pescadores procedentes de puertos de países diferentes).

c) el carácter social de la pesquería (grado asociación, tendencia a la cooperación, etc.).

d) el carácter económico (grado de concentración de los mercados, de la actividad productiva, etc.).

e) el tipo de tecnología empleado (el número de buques, su dimensión).

f) el entorno político en el que la administración desarrolla el control (capacidad de hegemonía social de la Administración, medios operativos de control disponibles, etc.).

Todo este conjunto de elementos configura un Modelo de Pesca, que podemos definir como un conjunto de características presentes en una actividad de pesca, que presentan entre ellas una relación estable.

Cada modelo de pesca ofrece determinadas posibilidades de gestión y determinadas dificultades. Así por ejemplo, si una pesquería tiene un carácter multiespecífico (se dirige simultáneamente a varias especies) será muy difícil de controlar por TAC o ITQ, dado que habrá que decidir sobre cual de las diversas especies se establece la cuota máxima. En este caso resulta más adecuado (se gestione desde el mercado, la administración o sobre gestión local) controlar el esfuerzo (las licencias, los días de pesca, etc.) en lugar de las capturas.

Esa diversidad de situaciones hace difícil y controvertido determinar los sistemas de gestión adecuados en cada caso. Esa incertidumbre no puede llevar a ignorar la urgencia de las regulaciones. El aumento de la demanda de los recursos pesqueros por la población mundial, ha impulsado un aumento de la industria pesquera, que no ha incorporado como coste el uso de un recurso natural renovable: la pesca.

Por tanto en la gestión pesquera debe situarse como objetivo prioritario, desde el punto de vista social, la obtención de una producción estable, con el mínimo impacto sobre el medio marino. Ello implica crear las condiciones para pescar más, con menos intensidad, al permitir recuperarse los stocks mundiales.

De todo ello se deduce que en el proceso de regulación de las explotaciones pesqueras no es aceptable una discusión sobre jerarquizaciones universales de Sistemas de Gestión, desligada del análisis concreto del contexto (modelo de pesquería) en que se aplican. Ello implicará para el legislador la imposibilidad de universalizar los sistemas de gestión para diversos Modelos de Pesquerías y la necesidad de establecer diversos marcos legales, para realidades diversas.
 
Dr. Ramon Franquesa, Universidad de Barcelona

Gremio pesquero se enfrenta al ministro de la Producción por últimos decretos supremos

La Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) cuestionó públicamente la política del titular de Produce, José Gonzales, quien lamentó que algunos empresarios “hayan pateado el tablero porque no les gusta el orden ni la sostenibilidad”

Jueves 26 de agosto de 2010 - 08:25 am

La Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) cuestionó públicamente la política pesquera del ministro de la Producción, José Gonzales, y sostuvo que el funcionario emitió en las últimas semanas disposiciones antitécnicas que responden a intereses particulares. Entre las normas criticadas se encuentra el Decreto Supremo 007-2010, que permite al Produce administrar los saldos de capacidad de bodega no ejecutados por particulares. Para Humberto Speziani, presidente del gremio pesquero, esto es muy preocupante. “La Ley General de Pesca es clara, si existen excedentes de bodega, estos deben caducar. No entendemos la razón de este decreto, quién o quiénes tienen interés en administrar esas bolsas de saldos de bodega de una pesquería plenamente explotada”, dijo.

Pero no solo eso. Expresó su preocupación pues a pesar de que el sector ha invertido más de US$200 millones en ampliar su infraestructura en consumo humano directo (congelado y conservas), el titular de la Producción impide a la flota de cerco refrigerada (que extrae anchoveta y que en temporada de veda se usa para pescar especies destinadas al consumo directo) salir a buscar especies de consumo popular.

SALE AL FRENTE

Frente a estos cuestionamientos el ministro Gonzales lamentó que, a pesar de que su despacho siempre ha tenido una política de puertas abiertas, la SNP haya optado por publicar un comunicado. Dijo, además, que consciente del mal momento que atraviesa la industria, la semana pasada publicó una disposición (203-2010) que establece un régimen especial para que las embarcaciones puedan salir a pescar jurel y caballa. “Algunos de sus integrantes [de la SNP] están pateando el tablero porque no les gusta el orden ni la sostenibilidad. Este régimen tiene una vigencia de 60 días y establece una cuota global de 15.000 toneladas. Por eso me cuestionan”, dijo.

Aseguró que el objetivo del D.S. 007-2010 es acelerar las inversiones en el sector, pues busca que los excedentes puedan ser utilizados en otras pesquerías.

http://elcomercio.pe/noticia/629241/gremio-pesquero-se-enfrenta-al-ministro-produccion-ultimos-decretos-supremos

LA NORMA EN CUESTION

Modifican el Reglamento de la Ley General de Pesca

DECRETO SUPREMO Nº 007-2010-PRODUCE

EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA

CONSIDERANDO:

Que, el artículo 2 del Decreto Ley Nº 25977 - Ley General de Pesca, establece que los recursos hidrobiológicos contenidos en las aguas jurisdiccionales del Perú son patrimonio de la Nación, correspondiendo al Estado regular el manejo integral y la explotación racional de dichos recursos, considerando que la actividad pesquera es de interés nacional;

Que, el artículo 3 de la referida Ley establece que, el Estado fomenta la más amplia Participación de personas naturales o jurídicas peruanas en la actividad pesquera y propicia, asimismo, la inversión extranjera con sujeción a las disposiciones pertinentes de la legislación peruana. A tales efectos, el Estado promueve las inversiones privadas mediante la adopción de medidas que contribuyan a alentar la investigación, conservación, extracción, cultivo, procesamiento y comercialización de los recursos pesqueros, así como a incrementar la construcción y modernización de la infraestructura y servicios pesqueros, estimular las innovaciones tecnológicas propiciando la modernización de la industria pesquera y por ende optimizando la utilización de los recursos hidrobiológicos a través de la obtención de un producto pesquero con mayor valor agregado, así como facilitar la adquisición de bienes destinados a la actividad pesquera;

Que, el artículo 9 de la citada Ley contempla que, sobre la base de evidencias científicas disponibles y de factores socioeconómicos, el Ministerio de la Producción determina, según el tipo de pesquerías, los sistemas de ordenamiento pesquero, las cuotas de captura permisible, las temporadas y zonas de pesca, la regulación del esfuerzo pesquero, los métodos de pesca, las tallas mínimas de captura y demás normas que requieran la preservación y explotación racional de los recursos hidrobiológicos; asimismo establece que los derechos administrativos otorgados se sujetan a las medidas de ordenamiento que mediante dispositivo legal de carácter general dicta el Ministerio;

Que, conforme al artículo 5 del Decreto Legislativo Nº 1047- Ley de Organización y Funciones del Ministerio de la Producción, el Ministerio de la Producción es competente para dictar normas y lineamientos técnicos para la adecuada ejecución y supervisión de las políticas, la gestión de los recursos del sector, así como para el otorgamiento, reconocimiento de derechos, la sanción, fiscalización y ejecución coactiva;

Que, en ese contexto y con la finalidad de coadyuvar en la generación de estabilidad jurídica y económica que aliente la inversión privada en el subsector pesca, todo ello en el marco de los principios de manejo responsable y aprovechamiento sostenible de los recursos hidrobiológicos, es preciso modificar el plazo de autorización de incremento de flota;

Que, en concordancia con la sostenibilidad de los recursos hidrobiológicos, resulta necesario regular el destino de los saldos de capacidad de bodega reconocidos cuyos derechos de utilización hubieran caducado por la causal establecida en el numeral 38.2 del artículo 38 del Reglamento de la Ley General de Pesca con la finalidad de incentivar la inversión privada en el subsector pesca permitiendo que los agentes concentren su esfuerzo en la disminución de sus costos de operación así como de embarcaciones y mejorando sus ingresos, optimizando la calidad del producto capturado;

Que, por lo expuesto, debido al dinamismo que presentan las principales pesquerías, resulta necesario modificar e incluir una serie de disposiciones al Reglamento de la Ley General de Pesca en materia sancionadora y pesquera, es pertinente modificar el numeral 38.2 del artículo 38 del Reglamento de la Ley General de Pesca, aprobado por Decreto Supremo Nº 012-2001-PE, conforme a los considerandos anteriores;

De conformidad con el inciso 8) del artículo 118 de la Constitución Política del Perú, el Decreto Ley Nº 25977-Ley General de Pesca y la Ley Nº 29158- Ley Orgánica del Poder Ejecutivo;

DECRETA:

Artículo 1.- Modificación del numeral 37.1 del Artículo 37 del Reglamento de la Ley General de Pesca, aprobado por Decreto Supremo Nº 012-2001-PE.

Modifíquese el numeral 37.1 del Artículo 37 del Reglamento de la Ley General de Pesca, aprobado por Decreto Supremo Nº 012-2001-PE, el cual quedará redactado de la forma siguiente:

“Artículo 37.- Plazo de autorización de incremento de flota

37.1 La autorización de incremento de flota para la construcción o adquisición de embarcaciones pesqueras tendrá vigencia por un plazo de dieciocho (18) meses, contados desde la publicación de la resolución directoral correspondiente.

Los armadores pesqueros incursos en lo dispuesto en el párrafo precedente y que por razones de caso fortuito o fuerza mayor debidamente acreditadas, pueden por única vez solicitar la ampliación del plazo para ejecutar la construcción o adquisición de la embarcación pesquera por

doce (12) meses improrrogables; siempre y cuando, en el caso de construcción, se haya realizado un avance de obra física de por lo menos el cincuenta por ciento (50%), debidamente acreditado.

La referida ampliación debe ser solicitada con treinta (30) días de anticipación al vencimiento del plazo original; y, declarada, expresamente por la Dirección General de Extracción y Procesamiento Pesquero.

La inspección técnica efectuada por la Dirección General de Extracción y Procesamiento Pesquero del Ministerio de la Producción acreditará el término de construcción de la embarcación pesquera. La referida inspección técnica puede ser efectuada de oficio o a pedido del administrado. En este último caso la solicitud debe presentarse, necesariamente, dentro del plazo original o su ampliación, de ser el caso. El acta de inspección técnica es suscrita por el inspector comisionado y el representante del astillero.

La adquisición en el exterior de una embarcación pesquera es acreditada con la internación y nacionalización de la misma antes del vencimiento del plazo establecido.

Vencido el plazo inicial, o la ampliación, si ésta hubiese sido otorgada; y, de no haberse acreditado la construcción total o la adquisición de la embarcación pesquera dentro del plazo, conforme a los párrafos precedentes, la autorización de incremento de flota caducará de pleno derecho, sin que sea necesaria la notificación al titular por parte del Ministerio de la Producción”.

Artículo 2.- Modificación del numeral 38.2 del Artículo 38 del Reglamento de la Ley General de Pesca, aprobado por Decreto Supremo Nº 012-2001-PE.

Modifíquese el numeral 38.2 del Artículo 38 del Reglamento de la Ley General de Pesca, aprobado por Decreto Supremo Nº 012-2001-PE, el cual quedará redactado de la forma siguiente:

“38.2 La utilización de los saldos de capacidad de bodega que se reconozcan a partir de la vigencia de este Reglamento sólo podrá solicitarse dentro del plazo de noventa (90) días calendario contado a partir de la publicación de la resolución que reconoce el saldo correspondiente. Vencido dicho plazo, el derecho de utilización de los saldos caducará de pleno derecho para el armador, sin que sea necesaria notificación al titular por parte del Ministerio de la Producción, creándose con dichos saldos una reserva de capacidad de bodega, cuyo uso futuro será normado por el Ministerio de la Producción, tomándose en consideración las particularidades de cada tipo de pesquería.

En caso que el armador cuente con la resolución directoral de autorización de incremento de flota destinado a utilizar el saldo de la capacidad de bodega, éste tiene un plazo máximo de ciento veinte (120) días contados desde la publicación de la resolución directoral correspondiente, para que acredite ante el Ministerio de la Producción que los trabajos de construcción de la embarcación pesquera se han iniciado o el inicio del trámite de solicitud de asociación o incorporación definitiva del Porcentaje Máximo de Captura por Embarcación (PMCE), caso contrario el saldo no utilizado pasará a ser parte de la reserva a cargo del Ministerio de la Producción, sin que sea necesaria comunicación alguna para este fin. Por caso fortuito o fuerza mayor debidamente comprobada, se podrá ampliar el plazo por noventa (90) días improrrogables.

El Ministerio de la Producción regulará el uso de esta capacidad de bodega, estableciendo los criterios técnicos para solicitar y ejecutar la utilización de dichos saldos y establecer los plazos que correspondan, estando en la obligación de publicar semestralmente el acumulado de la reserva de capacidad de bodega.

La Dirección General de Extracción y Procesamiento Pesquero, tendrá a su cargo la administración, control y fiscalización de las reservas provenientes de los saldos no utilizados”.

Artículo 3.- De la facultad de emitir medidas complementarias

El Ministerio de la Producción podrá dictar las medidas complementarias necesarias para el cumplimiento de lo dispuesto en el presente dispositivo.

Artículo 4.- Vigencia de la norma

La presente disposición no surtirá efecto respecto a las autorizaciones de incremento de flota para la construcción o adquisición de embarcaciones pesqueras otorgadas con anterioridad a la vigencia de la presente norma”.

Artículo 5.- Del refrendo

El presente Decreto Supremo será refrendado por el Ministro de la Producción.

Dado en la Casa de Gobierno, en Lima, a los catorce días del mes de mayo del año dos mil diez.

ALAN GARCÍA PÉREZ

Presidente Constitucional de la República

JOSÉ GONZALES QUIJANO

Ministro de la Producción


20 de agosto de 2010

Anchoveta: ausente

Curiosa omisión

Un programa estratégico de seguridad alimentaria que no considera a la anchoveta como parte del mismo y no incluya la participación del sector Pesca es una lamentable y curiosa omisión considerando que PRODUCE tiene programas de promoción del consumo humano de anchoveta y que se supone está empeñado en crear el hábito de consumo de un recurso pesquero tan abundante como lo es la anchoveta.

La siguiente nota evidencia que la anchoveta no forma parte de este programa ya que no menciona la articulación y coordinación con el sector pesquero.

PRESENTACIÓN DE LOS “APORTES DEL MIMDES PARA SU INCORPORACION EN EL DISEÑO DE UN PROGRAMA ESTRATÉGICO DE SEGURIDAD ALIMENTARIA”

El lunes 9 de agosto, se llevó a cabo la presentación del documento Aportes del MIMDES para su incorporación en el Diseño de un Programa Estratégico de Seguridad Alimentaria, presentada por la Dirección General de Políticas de Desarrollo Social, en el marco de Ley N° 29465 - Ley de Presupuesto del Sector Público para el Año Fiscal 2010, que establece en el artículo 13° el Presupuesto por Resultados para el año fiscal 2010.

Los aportes, elaborados por el equipo de la Coordinación de Seguridad Alimentaria y Acceso a Oportunidades Económicas, de la Dirección de Investigación de Desarrollo Social, argumentan las intervenciones a ser incorporadas en el diseño de un Programa Estratégico de Seguridad Alimentaria, que busque el mejorar la calidad de la alimentación y nutrición de la población peruana en situación de vulnerabilidad a la inseguridad alimentaria, en el marco de sus principales componentes, reforzando el tema institucional con la finalidad de concretizar y viabilizar la gestión de un Programa Estratégico de Seguridad Alimentaria, tal como lo menciona la Estrategia Nacional de Seguridad Alimentaria - ENSA.

En este sentido, se presentaron seis productos: i)Programa de Complementación Alimentaria, ii)Sistema Nacional de Vigilancia Alimentario Nutricional, iii) Programa de Educación y Difusión en Alimentación, Nutrición y Uso de Agua Segura, iv) Programa de Infraestructura Social, v) Propuesta Normativa Nacional para Mejorar las Condiciones de Alimentación y Nutrición de la Población y vi) Programa de Emprendimiento de Actividades Productivas en Agricultores de Subsistencia Mediante la Transferencia de Tecnologías; los mismos que involucran la participación de algunos programas sociales del MIMDES: PRONAA, FONCODES, Programa Nacional Wawa Wasi y la Dirección General de Políticas de Desarrollo Social, que articuladamente realizarán acciones e intervenciones eficientes que logren obtener los resultados propuestos. Por otro lado, se plantea el trabajo coordinado con los gobiernos regionales como factor clave para el cumplimiento de los objetivos.

Al finalizar la presentación, la Coordinación propuso la creación de una Agenda para el cumplimiento de los objetivos en materia de seguridad alimentaria. Como uno de las principales tareas, se encuentra la Propuesta de directiva para ser aprobada con Resolución Ministerial, la elaboración de los Lineamientos de Política en Seguridad Alimentaria y la Socialización de los resultados del seguimiento a la gestión de los Gobiernos Regionales en Seguridad Alimentaria.

La reunión contó con la participación del Director General de Políticas de Desarrollo Social, Sr. Arturo Ojeda, quien estuvo a cargo de la inauguración, el Director de Investigación de Desarrollo Social, Sr. Víctor Salazar, funcionarios del PRONAA, PNWW, FONCODES, Dirección de Niñas, Niños y Adolescentes y la Coordinación de Seguridad Alimentaria y Acceso a Oportunidades Económicas.

Lima, 10 de agosto de 2010

http://www.mimdes.gob.pe/prensa-dgpds-texto/3096.html